BLOG

Behnam N. Tabrizi plantea que “las empresas necesitan reinventarse cada día para seguir siendo competitivas en el mundo de hoy,

Cinque Terre

Behnam N. Tabrizi plantea que “las empresas necesitan reinventarse cada día para seguir siendo competitivas en el mundo de hoy, lo que no necesitan es seguir reinventando la rueda”. En este sentido, uno de los grandes retos para las compañías en el mercado es el cierre de las brechas de crecimiento para alcanzar su MEGA, donde el incremento marginal a través de sus unidades de negocio actuales no será suficiente y requerirán crecimientos disruptivos en nuevos negocios para lograrlo. Compañías con estructuras solidas, soportadas en plataformas tecnológicas y equipos interdisciplinarios de primer nivel, son generadoras constantes de ideas, la mayoría de ellas con gran oportunidad de implementación en los mercados, pero ¿qué porcentaje de ellas se vuelve realidad? y ¿qué peso tienen dentro de los ingresos de la empresa?.

Qué hace que las dinámicas de innovación sean complejas en las empresas cuando se tienen los recursos de capital, de relacionamiento, de tecnología, de talento humano y en muchas de trabajo permanente de cultura de la innovación. Si estas empresas cuentan con todas aquellas variables que día a día luchan las startup, entonces ¿en donde radica la situación?. El problema de forma simple, podríamos referenciarlo a la asignación de recursos

requiere el liderazgo permanente y sobretodo articulador de los recursos. Adicionalmente, la cultura corporativa debe dejarse a un lado, y no pensar como la gran empresa que todo lo puede, sino como una startup que intenta entrar al mercado, pensar desde la escasez y no desde la riqueza, probar en pequeño y fallar no es tan grave con fallar en grande, pero si nos ahorra varios meses u años para su implementación.

El tiempo de implementación juega un rol clave en la nueva dinámica de los negocios, tecnologías cada vez al alcance de todos, nuevas formas de ofrecer los beneficios, convierten la rapidez, como una variable clave en la innovación de cara al mercado. Como hacerlo, pensando más allá de lo que vemos, actuando más allá de nuestra zona de confort y ofreciendo mayor valor en nuestros productos y por que no, nuevas formas de llegar a nuestros consumidores. Esto implica entender la innovación como un ejercicio permanente y racional en el que inevitablemente se debe tener en cuenta la estrategia y la capacidad diferenciadora de la organización. Entender la innovación como la habilidad de ofrecer beneficios de otra manera, permitiendo mejorar la vida de nuestros clientes. Por esto, el emprendimiento corporativo se convierte en el vehículo de estrategia más adecuada para el desarrollo de nuevos negocios, cuando se quiere capturar valor extraordinario, se usa la energía del espíritu emprendedor y los activos ocultos de la empresa.

El verdadero desafío de la innovación en las empresas se logra cuando la caja suena (ventas) y con ello se logra incentivar al resto de la organización mediante la sana competitividad, pasando de innovaciones incrementales a verdaderas disrupciones en el mercado, en los procesos y en los negocios.

Deja un comentario